La insoportable levedad

15 May

Preguntas sin respuesta vienen a mi cabeza en los momentos en los que todo va bien.
Preguntas y sensaciones que no necesito. Sentimientos inevitables.
Cariño acumulado, generado, alimentado, rico en vitaminas.
Cariño perpetuo, proporcionalmente inverso a la levedad.

Nevermind.

6 Mar

Hay veces que no te paras a escuchar el ruido de fondo. Ese ruido de música. Esa música que cuando tropiezas con ella no puedes dejar de escuchar porque recorre cada poro de tu piel, cada vena de tu cuerpo, que te pone los pelos de punta, que te enamora y te emociona sin que te des cuenta.

Aquí os dejo una de estas canciones, por lo menos para mi ha causado muchas sensaciones que hacía mucho que una canción no lo hacía.

Clandestino.

28 Feb

Cuando uno piensa en el amor, piensa en los amores de su vida. En amores tranquilos o en amores tiernos,  porque así han sido los pocos amores de mi vida. Y es que yo he sido de enamorar a golpe de pico y pala, de horas en el portero automático y de tardes de domingo en el cine, de estrechar distancias y de meses y meses hasta el primer beso.

No todos los amores son así, los hay de todo tipo.  Amor inesperado, amor imposible, amor clandestino, y por supuesto, amor loco. El amor Fu, un amor que todo el mundo debería tener derecho a probar, aunque sea una sola vez en la vida. Un amor que te deje en la cuerda floja, al límite entre la cordura y la razón, entre el amor y la locura propiamente dicha.

Lhdp.

Full

23 Feb

Quiero llenar mi vida de Días Oficiales, de risas y de cafés en el Sevilla, de vueltas en el coche, y de canciones. De reencuentros en los aeropuertos y en la puerta de mi casa. De noches de alcohol y risas, y lloros y arrepentimientos. De narices de gato, de conversaciones de moda y de hilos y telas.
Llenarla de cumpleaños, de paseos. Espiar las calles del pueblo.
Es una declaración  para decirte… que te echo de menos.

Palabras que me hacen feliz.

20 Feb

Despertar, café, andar, salir, comer, reír, hablar, escuchar, coche, teléfono, vestido, sol, Madrid, Coca-cola, Sevilla Corcho, calle, parque, cera, cigarro, planta, cama, Nottingham, Mario, ojos, cerveza, tomate,  flores, castillo, Valdepeñas, amigos, amigas, cariño, azul y verde y rojo, calor, playa, falda, gafas de sol,skype, saber, película, libro, portafolios, pigmeo, canción, felicidades, universidad, destino, karma, María, enchufe, calendario, marzo y abril y mayo, trabajar, uniforme, sandalias, colores, buensuceso, amapola, chocolate, bailar, pipas, pantalones….

Si yo pudiera.

20 Feb

Es un tópico, pero cuando te suceden cosas malas de verdad, se suelen dejar las tonterías a un lado.
Palabras clave como “esperar”  y “tiempo”  son palabras censuradas en mi vocabulario, aunque a veces las tengo que usar.
Me encantaría hacer un viaje, es más, lo necesito.  Me encantaría estar en varios sitios a la vez ahora mismo, pero es prácticamente imposible. Me gustaría tener un coche que viajara a la velocidad de la luz, una cámara en todos los sitios que para mí son importantes.

No me gusta esperar  para conseguir todas las cosas que quiero. No me gusta esperar para ver como termino la carrera, ni esperar para salir cuando me apetece, ni esperar a que llegue la hora de dormir, ni esperar para coger un avión para ver a mi hermano…

Ahora mismo, a lo que menos puedo esperar es a escuchar una voz por el teléfono que me de buenas o malas noticias, que me diga si todo ha salido bien o mal, necesito escucharlo feliz, contento, con el ánimo subido y riéndose como siempre lo ha hecho. Él es quien tiene la mala racha, quien  no levanta cabeza, quien no consigue ser felíz, ni con él mismo ni con nadie. No le ayudamos nadie, y no porque no queramos, sino porque no está en nuestras manos…

Le bajaría la luna, le compraría el oro y el moro, le llevaría donde nunca ha ido, le sacaría la mejor de sus sonrisas.

Desde la distancia suena lejano

12 Feb

Que te llame, que me llames. Que me escuches. Que tenga tiempo para tí. Que me guste que me eches de menos. Que se me pongan los ojos llorosos cuando me dicen que hablas de mi. Que inundas mis paredes, mis pensamientos, mis sueños, mis palabras y mis escritos.
Que se escuche bajito, con poca cobertura y a más de mil kilómetros de distancia, pero que llegues.
Que me ponga celosa de lo tuyo. De tus líos y tus historias. Que seas lo más importante. Que no te vayas.

Que aunque estéis tan lejos, seáis lo que más cerca tengo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.